Fuente: Portal Empresas y Fundaciones USACH

El Dr. Juan Silva, director del Centro de Investigación en Innovación y Educación en TIC, habla sobre la adaptación que los ha llevado desde capacitar a profesores a enseñar hasta diseñar sus propios cursos virtuales.

El Centro de Investigación en Innovación y Educación en TIC (CIIET) nació en el año 1995 bajo el nombre de Comenius y con la misión de proveer soluciones vinculadas al uso de las tecnologías en el sistema educativo. Eran tiempos muy incipientes de lo que sería la modernización digital. De hecho, el centro funcionaba bajo el alero del proyecto Enlaces del Ministerio de Educación, que buscaba mejorar la calidad de la educación integrando la informática en el sistema escolar.

Juan Silva, Doctor en Pedagogía de la Universidad Autónoma de Barcelona (Programa de Multimedia Educativo) y actual director del CIIET, participó en la fundación del centro como alumno de Licenciatura. Según explica el también académico del Departamento de Educación, la clave para mantener el centro como un referente de la innovación y TIC’s en educación, ha sido diversificar la oferta y actores.

“Cuando se llamaba Comenius, estaba dedicado al uso de las tecnologías en el ámbito escolar, capacitando profesores. Sin embargo, desde 2002 comenzó a girar hacia el tema virtual y ya en 2010 comenzó a llamarse CIIET, convirtiéndose en algo más amplio, capaz de abarcar la Educación Superior y la formación de personas que ya están en el campo laboral. El principal cambio es que se ha diversificado en relación a quiénes está dirigido”, explica.

Si bien en el centro continúan el trabajo con el Ministerio de Educación, también lo hacen con otros órganos públicos, como los ministerios de Salud y de Medioambiente, SENDA, JUNAEB, Gendarmería y otras instituciones que tienen la necesidad de capacitar a sus profesionales en el área de la formación virtual. Y así como siguen trabajando con profesores, han sumado destinatarios como docentes universitarios y profesionales de las áreas pública y privada.

Nuestro trabajo ha migrando hacia la virtualización, porque las instituciones no buscan necesariamente quién les puede diseñar un curso, sino que les enseñen a sus profesores a diseñar sus cursos.

En ese sentido, el CIIET ha apostado por un modelo más flexible, desarrollando una amplia gama de alternativas de formación, como cursos e-learning, b-learning, cursos de autoinstrucción, cursos mooc, cápsulas de aprendizajes e incluso aplicaciones móviles. Se trata de una oferta de recursos adaptada a las necesidades de cada persona.

Todas las aplicaciones son desarrolladas por nosotros. En el caso de las que hemos hecho para el MINSAL y para la Unidad de Análisis Financiero, es el cliente quien nos ha provisto del conocimiento experto. En los cursos, en cambio, contratamos profesores de de Humanidades, de Medicina, y de otras unidades académicas, quienes son expertos en contenidos”, sostiene.

Foto: Archivo Patrimonial de la Universidad de Santiago de Chile

Cabe destacar que el centro cuenta con 12 trabajadores de las áreas de la educación, ingeniería, administración y diseño, quienes actualmente brindan apoyo al Ministerio de Educación en los planes de capacitación de profesores en docencia virtual por el tema del Covid-19 y a la propia universidad en su proceso de modernización virtual.

Hacia allá ha migrado nuestro trabajo, porque las instituciones no buscan necesariamente quién les puede diseñar un curso, sino que les enseñen a sus profesores a diseñar sus propios cursos. Y vamos a reabrir un diplomado en diseño de cursos virtuales porque hay harta demanda por esa temática. Desde hace un tiempo ya usamos el término formación, la palabra educación nos quedó corta”, concluye.

Artículo completo: https://cutt.ly/5jkn5s5